Este blog es la consecuencia de una firme intención: investigar, estudiar y compartír aquello que el psicoanálisis aborda en el consultorio de todos los dias, sabiendo que la escritura cumple un rol fundante en la práctica de todo analista.
Quedan invitados a leer lo que gusten y comentar lo que piensen. Un abrazo.

El sufrimiento de los hijos

“…ni nada ni nadie puede impedir que sufran…” J.M.Serrat. Esos locos bajitos. Ese borde invisible, ese puente transparente, esa cuerda imaginaria que entre padres e hijos existe se tensa y se hace notar de un modo particular, se hace carne y toma forma y cuerpo de un modo distinto, cada vez que se los ve … Read more…

Acerca de un típico miedo masculino: el compromiso

En los últimos meses he conversado con varios pacientes varones que presentan una particular condición: prontos a dar un paso que confirme el vínculo que tienen con alguna mujer (convivencia, casamiento, búsqueda de un hijo) empiezan a temer. Es habitual que en esos momentos surjan los miedos propios de quién se enfrenta a la desconocido, … Read more…

Hablar al analista. L. Lutereau.

Un efecto muy divertido en el análisis de ciertos varones es que necesiten contarles a sus mujeres lo que cuentan al analista. Es un efecto saludable. Para nada es una transgresión al análisis. Qué mejor que una esposa para estar en el lugar de la verdad: porque de eso se trata, de que alguien pueda … Read more…

El amor después del análisis. Dr. Luciano Lutereau.

Si hubiera una condición para la práctica del psicoanálisis, una que un practicante sería aconsejable que no olvide, es que no use el dispositivo para un beneficio personal. Suena fácil decirlo, parece incluso trivial, pero pongamos un ejemplo que muestre lo sutil en que el análisis puede sostenerse en un interés del analista. Se trata … Read more…

Cuando la madre es mala

En el último tiempo vengo pensando en cierta coordenada habitual en el tratamiento de pacientes adultos que por razones diversas, no logran evitar un tipo específico de angustia que se desprende del vinculo que sostienen con sus madres. En estos casos, se encuentra presente un elemento común: un tipo de madre que por alguna razón … Read more…

El cansancio del analista. L. Lutereau

Hay una particularidad en la práctica del psicoanálisis. Quienes nos dedicamos a este oficio trabajamos muchas horas, e incluso participamos de espacios para seguir hablando de psicoanálisis, cuando ya los demás (¿las personas normales?) están en sus casas: un martes a la noche, un sábado a la tarde, etc. Nunca conocí a un abogado que … Read more…

Cuando el analista se enoja. L. Lutereau

¿Quién no tuvo un analista que se enojó alguna vez? ¿Quién no se enojó alguna vez con un paciente, sea que lo haya comunicado o no? Es cierto que para el sentido común este sería un afecto reprobable, pero al menos desde el punto de vista cotidiano puede admitirse que el analista no es menos … Read more…

No hay buenos analistas. L. Lutereau.

El análisis es una experiencia parecida al windsurf. En el inicio del tratamiento el analista se esfuerza por alzar la vela y, una vez que el viento empuja, empieza a hacer una fuerza contraria y contrapeso. Por eso no hay buenos analistas o, mejor dicho, no hay analista que no resista al tratamiento. El análisis … Read more…